Recién Casados y ahora qué hacemos?

Con todo lo que lleva la coordinación de una boda muchas veces nos olvidamos que la misma sólo marca el inicio de la convivencia en pareja. Luego de que pase la alegría del compromiso, la emoción de coordinar la boda y el romance de la Luna de Miel, es cuando todo en verdad comienza. Para esta nueva faceta de tu vida hay muchos detalles que debes tener en cuenta y saber resolver. A continuación te damos algunos consejos que consideramos súper útiles que tu matrimonio sea un éxito.

1. Manos a la obra
manos a la obra. Si se mudan a una nueva casa, ahora es el momento de personalizarla y llenarla del calor que los caracteriza como pareja. Si no habían hecho estos arreglos antes de la boda. Que mejor momento que ahora para comenzar a decorar su hogar.

2. Finanzas
Es importante que, desde el primer día, decidan que harán con sus cuentas de banco. Si las mantendrán separadas o tendrán una en conjunto y cuáles son los límites y las reglas del juego. Es vital que aclaren esto para evitar cualquier discusión. Procuren que los gastos sean compartidos y equitativos según la capacidad económica de cada uno. Recuerden que ahora tendrán gastos necesarios y no se podrán dar tantos lujos.

3. Mucha paciencia
Al comenzar la convivencia, se darán cuenta de que ambos están acostumbrados a diferentes cosas y tienen diferentes mañas. Lo más probable es que, si no han convivido antes, descubran cosas de su personalidad que pueden no gustarte. Lo mejor ante este caso es no empezar una pelea, recuerden respirar profundo y traten de llegar a un acuerdo.

4.  Ser Adultos
Dejen atrás las discusiones diarias como si estuviesen en preescolar. Traten de lograr acuerdos en cuanto al orden y la limpieza de la casa, el uso del baño y el control del televisor.

5. De noche
Recuerda que la curiosidad y la innovación es lo que crea emoción en la relación de pareja. Por eso, la primera vez que te dio un beso te traicionaron las mariposas en tu estomago. Después de conocerse por tanto tiempo ya no te busque tan apasionadamente como lo hacía cuando eran novios. La rutina y los asuntos de la casa pueden apagar un poco la pasión. Pero puedes evitar este tedioso ciclo reviviendo tú la pasión, dale una grata sorpresa en las noches que menos se lo espera.

6. Ser siempre amigos
Nunca dejes de ser su amiga, que sienta que en casa tiene todo lo que puede necesitar, así nunca tendrá que buscarlo fuera del hogar.


Consejos para la Novia
1. Acéptalo como es

Recuerda que a pesar de todo tu amor y tu disposición es muy complicado hacerle cambiar esas mañas que ya conocías antes de casarte con él, pero aún así tomaste la decisión de compartir con él el resto de tu vida.

2. Siempre hermosa
Trata de mantente siempre linda, recuerda que el hecho de que ya estén casados no significa que te debes sentir tan segura como para descuidarte. Acuérdate que cada vez que él te mire, recordará por qué te eligió a ti como su esposa y compañera, dale siempre una buena razón para que el recuerdo sea grato.

3. Celos
No te vuelvas su guardián, te casaste con él porque confías en él. Permítele tener su independencia y su espacio. No espantes a sus amigos de tu casa ni le prohíbas salir a tomar una cerveza, tampoco te angusties por su hora de llegada. Tú también querrás tu propio espacio para salir con tus amigas.

4. Sorpréndelo
Nunca olvides los detalles que los hicieron enamorarse. Para mantener la ternura y el romance en su relación, endulza su día poniendo por la mañana una notita en su bolsillo que diga cuanto lo amas, hazle una visita inesperada a la oficina, dedícale una canción, tengan una cena romántica.