Hablemos del Bouquet de la Novia


La elección del bouquet también implica tiempo y dedicación. Hay que decidir ciertos detalles según nuestro gusto: tamaño, color, tipo de flores (falsas o reales), entre otros. Por eso, hay que realizarlo con determinado anticipación

El bouquet tiene un papel importantísimo para el momento de la ceremonia, ya que es el que realza la belleza del vestido, dándole un toque femenino y atractivo. Además de que forma parte de la primera impresión de tus invitados, será un precioso acompañante en todas de las fotos. Puedes realizar varias poses diferentes con tu bouquet. Jamás te imaginarás lo bello que se ve hasta que lo veas en el álbum y valorarás la acertada elección.

Las flores lucen bien en todas sus modalidades, puedes atreverte a escoger un color vivo que contraste con el color del vestido y quedará muy llamativo. Un detalle, que resulta muy elegante, es colocarle una cinta alrededor del tallo y que se puede rematar con un precioso lazo (del mismo tono del vestido).

Si no sabes mucho de flores, no te preocupes existen especialistas que te pueden ayudar a elegir el más apropiado para ti.
 

¿Cómo sostener el bouquet?
Lo debes agarrar con las dos manos y con los brazos extendidos hacia abajo, de ésta forma el ramo estará debajo de tu cintura. Un truco magnífico, si flexionas los codos un poco hacia afuera, tu cintura se verá mucho más acentuada.

¡Lanza el Bouquet!
Una costumbre que no pasa de moda. Una vez terminada la ceremonia y haber llegado al lugar de la celebración, se estila que la novia se ponga de espalda y lance su Bouquet a las mujeres solteras. La afortunada que lo atrape puede ser la próxima en casarse.

Es una
tradición antigua pero sin duda nos hace pasar un momento divertido y diferente durante la noche. Se reirán de quién lo agarre, la que más se emocione, los empujones, etc. Además significará un anhelo de buenos deseos para tus amigas y familiares que participen.

Un buen consejo, si no quieres destruir tu hermoso bouquet al momento de lanzarlo lo que puedes hacer el tomar una pequeña flor, que será la que lanzarás y a la afortunada que la atrape le entregas el ramo completo.