Tips para saber elegir a tus Proveedores de Boda


La Boda perfecta es difícil de alcanzar, pero con ayuda de expertos podrás lograrlo, y qué debes tomar en cuenta para elegir a los mejores?...

Para que esto sea posible, necesitas tener como cómplices a unos buenos proveedores.

Te pasamos unos tips para elegirlos:

  • Para empezar, aprende y acepta que en tu caso es correcto no saber. Todos nos casamos por primera vez y soñamos con que sea la última y definitiva. Así que es válido preguntar mil veces, pues así detectarán datos importantes como su tiempo de experiencia, formas de pago, lo que se usa y lo que no, todo lo que incluye en paquete y pagos extra. Solo preguntando conocerás la personalidad y estilo del proveedor.
  • Un “tercero en discordia” es súper útil, pues muchas veces tu quieres un estilo y tu novio otro totalmente diferente. Si tienen coordinador de boda él podrá ayudarlos, pero si no busquen a un buen amigo o familiar objetivo. Recuerda que la mayoría de nuestras decisiones de compra se basan en emociones. Dense espacio para analizarlas y compártanla en pareja. Disfruten el proceso y tomen el tiempo necesario para decidir.
  • No permitan las presiones. La mayoría de los buenos vendedores son seguros y enérgicos, pero cuando presionan demasiado se convierten en una pesadilla.

  • El nombre no lo es todo. La reputación es importante y uno de los factores que influyen en la búsqueda de proveedores de bodas. Deben estar atentos a los detalles, pues a veces, por distintas razones, no siempre las firmas reconocidas son lo mejor para nosotros.

  • Apóyense en revistas especializadas pero no crean todas las maravillas de los anunciantes.  

  • Siempre vean el portafolios del proveedor e investiguen su tiempo de experiencia, conozcan su página web, vean los tipos de clientes que han atendido, cuántos productos tiene. Investigar te ayudará a ahuyentar a los posibles estafadores y es sumamente importante para definir estilos, diseños y presupuestos con proveedores serios. 
     
  • Hablen claro. Siempre externen lo que les gusta, lo que les disgusta, lo que esperan y lo que no y díganlo desde la primera cita. Esta es una extraordinaria forma de saber si el proveedor está en su mismo canal.
  • Apóyense en amigos que ya se casaron, pues podrían ser una buena guía. 
  • Hagan caso al instinto. Si haces una cita con un proveedor que se anuncia espectacularmente en algún medio de información, pero al visitarlo las personas, la ubicación y el trato te dan mala espina no lo contrates. No importa qué tan barato, bueno o rápido sea su producto o servicio. El instinto rara vez falla y es nuestro mejor aliado. 
     
  • Si la química con un proveedor es buena, se llevan bien y te entiende, las posibilidades de que te entregue todo lo que necesitas es muy alta.